PRÓLOGO

 

El dolor de cabeza no me deja conciliar el sueño, también entran en juego los treinta grados de temperatura del mes de julio, hago balance de mi último año, seis meses de quimioterapia, uno y medio de radioterapia, una mastectomia radical, linfadenectomia axilar y reconstrucción, más todas las perrereias que eso conlleva, analíticas, pruebas y más pruebas, añadiendo el sentimiento de culpa que causan los daños colaterales.

Voy a contar mi experiencia cancerígena, como ha cambiado mi manera de ver la vida. Y en como me convertí en agente secreto sin comerlo ni beberlo. No pretendo ser cansina contando como hay, o no hay que llevarlo. Me conformo con sacar una sonrisa, una emoción positiva.

 

¡Haz tu pedido!

© 2015 por Ana Belén Olivo Garcia. Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now